SUDORACIÓN EXCESIVA

Adiós a la sudoración de manos y axilas con Botox

El exceso de sudoración o hiperhidrosis es un problema frecuente, causado por una actividad aumentada de las glándulas sudoríparas, con importantes repercusiones en la vida de la persona que lo padece y que actualmente tiene una sencilla solución.

Así como la aplicación de anti-transpirantes clásicos no son suficientemente efectivos en la mayoría de los casos y la iontoforesis o estimulación eléctrica requiere múltiples sesiones continuadas en el tiempo, con el tratamiento con Botox conseguimos bloquear la sudoración excesiva, mejorando considerablemente la calidad de vida de nuestros pacientes.

Las zonas más frecuentemente tratadas son las axilas y las palmas de las manos.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento, que es un tratamiento bien tolerado y con una alta eficacia, se realiza en nuestra clínica aplicando múltiples microinfiltraciones de Toxina Botulínica (BOTOX) que permiten un bloqueo selectivo de la actividad de las glándulas sudoríparas en la zona tratada.

La disminución del sudor empieza a notarse al cabo de dos o tres días de manera progresiva hasta casi desaparecer y su efecto puede durar entre cuatro y diez meses dependiendo de las características de cada caso.

 

Si te molesta o notas un exceso de sudoración en manos o axilas el tratamiento con Botox tiene un alto índice de satisfacción entre nuestros pacientes.

 

Infórmate en nuestra clínica y diseñaremos un protocolo de tratamiento personalizado para acabar con el exceso de sudoración.

Sudoración excesiva

Sudoración excesiva