MICROPIGMENTACIÓN MÉDICA

La micropigmentación es una técnica estética que consiste en la aplicación de pigmentos hipoalergénicos y compatibles con nuestro cuerpo en las capas más superficiales de la piel (a una profundidad de 0.2 a 0.5mm), para corregir o embellecer rasgos faciales y corporales.

 

La micropigmentación médica es una técnica complementaria de gran utilidad tanto en cirugía plástica como en dermatología, ya que permite disimular cicatrices hipertróficas y reconstruir areolas tras una mastectomía. Actualmente también permite mejorar la apariencia estética de manchas hipopigmentadas en pacientes con vitíligo o en casos seleccionados de alopecia.

En nuestro centro disponemos de una unidad específica para la micropigmentación médica especializada en tratamientos postquirúrgicos, en las que se llevan a cabo las siguientes técnicas:

 

RECONSTRUCCIÓN DE AREOLAS

Permite no sólo reconstruir una areola “de novo” en aquellos casos que tras una mastectomía u otras cirugías se ha extirpado el complejo areola pezón, sino también mejorar la apariencia estética de cicatrices alrededor de las mismas.

 

MATIZACIÓN O CAMUFLAJE DE CICATRICES

Existen distintas técnicas que permiten con la aplicación de pigmento con distintos trazos mejorar y disimular la presencia de cicatrices antiestéticas, logrando un color más homogéneo entre la piel sana y la cicatriz.

Los mejores resultados se obtienen cuanto mayor sea la diferencia de coloración entre la piel sana y la cicatriz que se pretende corregir.

Es un tratamiento que permite disimular visualmente una cicatriz, pero no la reduce, ni la elimina.

 

CAPILAR o TRICOPIGMENTACIÓN

La micropigmentación a nivel capilar permite obtener un efecto densificador en zonas con poca densidad capilar, y no supone ningún impedimento si en un futuro se utilizan otras técnicas o incluso la cirugía con técnica FUE o FUSS.

En la micropigmentación capilar se aconseja realizar un tratamiento de mantenimiento anual para obtener unos buenos resultados. En caso contrario, en menos de dos años el pigmento habrá desaparecido.

 

VITÍLIGO

No es un tratamiento curativo, sino que consiste en la aplicación de técnicas que permiten igualar el color de la piel despigmentada con el de la piel sana.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿La micropigmentación es permanente?

No, nuestro organismo absorbe el pigmento a los dos años de media. Por esto motivo se aconseja realizar un mantenimiento a los 2 o 3 años dependiendo de cada zona.

En caso de no realizar el mantenimiento, con los años irá perdiendo color de manera uniforme, de modo que se verá igual que al principio pero cada vez más difuminado.

 

¿Es necesaria la aplicación de anestesia?

En la mayoría de los casos aplicamos exclusivamente una crema anestésica tópica 15 minutos antes del procedimiento para evitar cualquier tipo de molestia. En personas más sensibles al dolor o si se la zona que se debe trabajar es más sensible se puede aplicar anestesia local.

Es importante para nosotros que no tengas molestias para poder trabajar tranquilamente sobre la zona.

 

¿Me puede dar alergia el pigmento?

Los pigmentos utilizados en estas técnicas son hipoalergénicos y compatibles con nuestro cuerpo.

Antes de cualquier tratamiento realizamos un test de alergia específico con los pigmentos que se utilizarán en tu caso.

 

¿En cuántas sesiones se realiza la micropigmentación?

Al mes aproximadamente de la primera sesión se valorará la necesidad de realizar algún pequeño retoque o refuerzo de pigmento sobre la zona tratada. Este retoque viene incluido en el presupuesto inicial.

En un 70-80% de los casos realizamos una segunda sesión de refuerzo para obtener los mejores resultados.

 

¿Se puede hacer vida normal tras el tratamiento?

Sí. En tratamientos faciales debe tener en cuenta que es habitual el enrojecimiento de la zona y la aparición de una ligera inflamación durante las primeras horas.