Hilos tensores e hilos coreanos o de revitalización facial

Tensar y mejorar la firmeza de la piel sin volumen

Existen dos tipos de hilos usados en medicina estética:

– Los hilos de sustentación o tensores que permiten mejorar la definición del óvalo facial produciendo una tensión natural y reposicionando los tejidos faciales caídos.

– Un segundo tipo son los hilos de revitalización o hilos coreanos, que son hilos de Polidioxanona (PDO) cuya principal función es estimular la producción natural del colágeno dando una mayor firmeza a la piel.

 Ambos tipos de hilos están elaborados con materiales reabsorbibles y son completamente biocompatibles.

 

¿De qué depende la elección de hilos tensores o coreanos?

 Dependiendo del grado de flacidez facial, se aconsejará el uso de unos u otros. En ambos casos el tratamiento es sencillo y la mejoría es inmediata, consiguiendo corregir la flacidez y el descolgamiento moderado de la piel y de los tejidos de la región facial.

 

Beneficios de los hilos: ¿Qué zonas se pueden beneficiar de este tratamiento?

 Es especialmente evidente una mejoría en la:

  • Reafirmación de la piel de las mejillas y el ángulo del cuello (o papada)
  • Reposicionamiento del tercio medio facial
  • Reducción importante de los surcos y arrugas alrededor de la boca (surco nasogeniano y en marioneta)

 Los efectos duran entre 12 y 16 meses dependiendo del tipo de piel y las caracteristicas de la piel del paciente.

 

Elimina la flacidez y revitaliza la piel de la cara con nuestros tratamientos con hilos.

Hilos tensores

Hilos tensores